fbpx

Ana Cecilia Flores: la Accesibilidad Universal requiere de mucha convicción y de compromiso moral

Open House Marketing en Arquitectura
En junio seguimos de Open House en Marketing en Arquitectura junto a Women Design Miami
junio 1, 2020
Vivian Dembo
Conociendo a la Arquitecta Vivian Dembo a través de la Casa R
junio 11, 2020
Show all

Ana Cecilia Flores: la Accesibilidad Universal requiere de mucha convicción y de compromiso moral

Arquitecta Ana Cecilia Flores

“Diseñen para su yo anciano, no diseñen para su yo de 30 o 40 años”. Un sencillísimo pero contundente exhorto de Ana Cecilia Flores para recordarles a los profesionales de la arquitectura que el tema de la Accesibilidad Universal es un asunto que nos atañe a todos.

En el más reciente webinar de la serie Open House de Marketing en Arquitectura, la arquitecta Flores ofreció a la audiencia que se conectó desde distintos puntos del planeta, un breve pero sincero y profundo acercamiento al concepto de la Accesibilidad Universal, un tema más que pertinente en un mundo que definitivamente cambió.

Ana Cecilia Flores es una arquitecta dotada de una especial sensibilidad por el tema de la Accesibilidad Universal. Siente absoluto compromiso y entrega para difundir, allá donde quieran escucharla, cómo hacer para que el mundo sea un mejor sitio para el ser humano.

Es egresada de la Universidad Central de Venezuela y en la actualidad es docente investigadora de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de esa casa de estudios. Es la primera venezolana titulada en el Postgrado de Accesibilidad y Diseño para Todos de la Universidad Internacional de Cataluña.

El postgrado está dirigido por el arquitecto Enrique Rovira-Beleta y Ana Folch, de quienes la arquitecta habla de manera entrañable y para quienes solo tiene palabras de admiración. Ana Cecilia Flores también tiene una larga trayectoria como especialista en Conservación y Restauración de Monumentos.

La arquitecta afirma que la Accesibilidad Universal debe ser pensada como un enfoque que tribute a una arquitectura mucho más humana y de mayor calidad. “Ante la experiencia que como humanidad estamos atravesando con la Covid-19, qué hacemos en nuestra vida, qué impacto hemos generado, cómo queremos ser de ahora en adelante”, se cuestiona y cuestiona a su audiencia la arquitecta.

¿Cómo debe ser el mundo que queremos?

Propone, para dar pie a la conversación, una serie botellas con mensajes lanzadas al mar: ¿Cuál es la estela que hemos dejado como humanidad, como individuos, como arquitectos? Pero la interrogante bien podría valer para ser conjugada en presente perfecto y en futuro promisorio:

¿Cuál es la estela que queremos generar de ahora en adelante para un mundo post coronavirus?

Sea cual sea la respuesta, es un asunto que toca a todos. No es el momento para individualidades, en un hito universal donde el gran protagonista es el ser humano como especie.

Para Ana Cecilia Flores el trabajo del arquitecto debería estar revestido de la palabra dignidad. “La dignidad es un concepto fundamental en el trabajo del arquitecto. Brindar dignidad al ser humano. Para que eso ocurra debemos incorporar en nuestras fórmulas de actuación una constante que es la Accesibilidad Universal”.

Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, 15% de la población mundial tiene algún tipo de discapacidad. En Venezuela las cifras oficiales, correspondientes al año 2011, hablan de que 6% de la población tiene alguna discapacidad. Esta cifra, que está bastante cuestionada, es probable que haya aumentado por las circunstancias sociales y económicas propias del país.

Frente a ese panorama, se hace vital difundir y promover la Accesibilidad Universal como una condición que debe estar presente en cada proyecto arquitectónico. “La excelencia de nuestros proyectos y servicios no será medida por aparecer en revistas o por cuán laureados sean, sino por servir extraordinariamente y efectivamente para la realización y el desarrollo de todas las personas para que vivan el bienestar”, subraya la profesional.

Un asunto personal

La arquitecta Flores lo resalta y lo enfatiza. La Accesibilidad Universal no es un asunto baladí o mero accesorio desarticulado. Tampoco se trata de una tendencia o una moda. Es un compromiso que debe asumirse casi como un apostolado. Y proceder en consecuencia.

“Nosotros los arquitectos, no solo somos ciudadanos o arquitectos. No solo somos titulares y receptores de derechos sino que también somos titulares de responsabilidades, y es nuestra responsabilidad que al menos lo que nazca de nosotros, permita que todas las personas pueden tener y ejercer ese derecho”.

Para la arquitecta, asumir que el trabajo del arquitecto debe estar marcado por el compromiso de tender puentes para todos, pasa por avanzar un poco más allá de la simple buena voluntad. No es poner un rampa de acceso y sentirse satisfecho. Hay que cuestionarse a lo profundo. Qué pasa con la actitud del personal que trabaja en el edificio, del mobiliario, del ascensor. “La Accesibilidad es un derecho universal. No es una tendencia o una moda, es un derecho humano”, sentencia.

La convicción y el compromiso moral deben ser aristas del ejercicio profesional que el arquitecto tiene que tener muy presentes. Flores resalta que hay que ser audaces a la hora de trazar los proyectos. No se avanza ante la timidez. Este mundo tan competido exige que nos saltemos la norma con miras a la excelencia.

“Si esperamos a que se hagan las normas como deben ser, entonces no podremos implementar la accesibilidad universal y no saldremos de este hoyo en donde estamos. No podremos alcanzar la inclusión y tampoco el desarrollo”. Contundencia a quemarropa. Un llamado en tono de urgencia de una profesional apasionada por la causa de la Accesibilidad Universal para todos.

Si desea conocer más a fondo el trabajo de esta arquitecta venezolana con visión universal, visite  el canal de YouTube de Marketing en Arquitectura donde se encuentra disponible el webinar completo con Ana Cecilia Flores.

La serie Open House continúa y vienen nuevas ideas. Síganos en nuestras redes sociales.

Abrir chat
Powered by